American Singer Aretha Franklin expresó su alivio,  después que un juez federal bloqueó la proyección durante el Festival de Cine de Telluride de un documental sobre un concierto de 1972 que no contaba con el consentimiento de la cantante.

En un comunicado, Aretha Franklin dijo:

“La justicia, el respeto y lo que es correcto han prevalecido, así como el derecho de uno mismo de poseer su propia imagen”.

El juez de distrito John L. Kane emitió la orden en Denver unas tres horas antes de la proyección el viernes por la noche de “Amazing Grace”. Franklin declaró por teléfono desde Detroit que durante años ha objetado el uso de las imágenes de conciertos usadas en el documental.

MI0000206751

Los abogados del festival de cine argumentaron la existencia de un contrato recientemente descubierto de 1968, bajo el cual Franklin permitió el uso de las imágenes. Kane, no obstante, dijo que el documento parecía referirse únicamente a sus grabaciones de música.

El juez alegó que Franklin merecía tener el control de la forma en la que se usa su propia imagen. “Sufriría un daño inmediato e irreparable con esta función”, dijo Kane al emitir su orden.

El documental se enfocaba en un concierto de la reina del soul de 1972, que no contaba con el consentimiento escrito de Franklin.

La cantante de 72 años testificó vía telefónica desde Detroit y dijo que ha peleado por años para evitar que se presente la película, sobre su concierto en Los Angeles.

Franklin demandó en 2011 al productor de la cinta, Alan Elliot, para evitar otra función. La película fue dirigida por el renombrado cineasta Sydney Pollack, quien murió en 2008.

640_aretha_franklin_140740192