Bowie habla de pintura; nada de música

ha vuelto a dar señales de vida. Anoche, en su propia página, lanzaba estas imágenes de sus tres cuadros y una especie de explicación, en homenaje al pintor inglés Peter Lanyon, que poco a poco se ha convertido en un icono de la pintura vanguardista británica.

Lanyon murió hace muchos años, en 1964 y poco después, Bowie se hizo con algunos cuadros porque Lanyon también era una especie de músico.

Ahora, Bowie cede estos cuadros para una exposición en su recuerdo.

La colección de pintura de Bowie es más que estimable. Y, por ejemplo tiene en su casa cuadros de Basquiat, como un guiño cuando hizo de Andy Warhol, en la gran pantalla.

Lo malo es que de música no dice ni pío. De lo ultimo que ha hablado de música es para denegar su participación en cualquier música de Lady Gaga. Pero para decir eso, ya lo sabíamos. Seguro que está aterrado por semejante esperpento.

Su mujer Iman volvió a decir el pasado mes que Bowie guarda una sorpresa a todos sus seguidores. Bueno, ya veremos.

Lo cierto es que puestos en contacto con Coco ni quiere grabar nada ni hay perspectivas de que quiera hacer algo en música.

Se limita a lanzar sus viejas cintas. Ahora, el más angelino de sus álbumes, el angustioso Station to Station”, cuando más estaba embargado por la heroina.

Abajo, una de sus actuaciones más gloriosas en el film Basquiat.