article-0-00054D6500000258-521_634x400

Por increíble que parezca ha salido a la luz que fue la “arquitecta” del estilo, de la imagen, de cada una de las cuando el grupo daba sus primeros pasos.

Lo ha dicho Simon Fuller (“Pop Idol”, ex mánager de Spice Girls) en un nuevo documental de BBC Radio 2: a Annie Lennox puede que no le haga ninguna gracia que se haga público el papel que jugó en “modelar” a Baby, Sporty, Ginger, Scary y Posh, los nombres “de guerra” de Spice Girls. 

“Cada una de las chicas sabía quién era y a su manera trataron de representarlo, pero no era lo suficientemente fuerte y, probablemente, lo más importante ocurrió cuando se encontraron con Annie Lennox. No estoy seguro de que esta historia jamás se haya contado, y Annie no me daría las gracias por contarla. Pero creo que íbamos volar a Nueva York y en cierto modo lo vi claro a mitad del vuelo y le dije: Acabo de firmar a este grupo de chicas. Y Annie estaba muy interesada.”

“Ella dijo: ‘quiero conocerlas’ Casi directamente ella fue la que les llevó a ser más fuertes y más atrevidas y específicas. Así Emma, que era el dulce y bonita chica rubia, se convirtió Baby Spice. Ella entró en el juego . . . Y sacó los nombres a colación. Ninguno de estos nombres existía todavía, pero Annie centró todo el proceso”.

Sorprendente pero cierto. En el documental ‘The Fuller Picture: The Simon Fuller Story”, no sólo habla de Spice Girls sino de como fue mánager de David Beckham, Andy Murray y Lewis Hamilton e hizo millones y más millones para la franquicia del exitosísimo programa televisivo Pop Idol.

También explica como llegó su final como mánager de Spice Girls a pesar de tener grandes planes de futuro para ellas.

“Mi reacción inicial fue una especie de shock, y, bien, bien, eso es todo. Lo siento por ellas, estoy avanzando. Pierden el mejor mánager del mundo, así es. Así que me retiré y dejé mis tareas de manager al instante. Yo era el sargento mayor, era el padre, hice todo. Yo era muy controlador y creo que se acumuló un poco de resentimiento. Probablemente eran infelices porque echaban de menos a sus padres, la falta de sus seres queridos. Estaban cansadas​​, emocionalmente agotadas y yo era probablemente el responsable de eso. Así que nos separamos”, cuenta Fuller sin rencor.

Fuller tenía planes para hacer una segunda película de Spice Girls y un tercer álbum. “Se podría haber lanzado a cada una de ellas fácilmente con carreras en solitario. No fue así. Comprendo perfectamente que sucedió”.