Fue Pete Townshend, el guitarrista y líder de los Who, quien se atrevió a alquilarle a Harry Nilsson , el apartamento donde había muerto Mama Cass. Quería que   volviera a Londres y que dejara de alguna manera su severo alcoholismo, acompañado de la “juega” perpetua, Nilsson le advirtió:

-No metas allí a Keith. Ese lugar está maldito

Various
Pero Townshend no le hizo ni puñetero caso. Al fin y al cabo, lo que quería era que Keith Moon se separara precisamente de Nilsson y ese club de borrachos unidos que había formado en Los Angeles, con su “hermano de broncas” que era John Lennon , que no se despegaba de Harry y de sus borracheras. Ambos se bebían de dos a tres botellas diarias de Alexander, el famoso cocktail de ginebra, licor de cacao y leche. Explosivo. A ese club de borrachos eran visitantes habituales Ringo Starr, que tampoco quería despegarse de John y su amiguito Keith Moon.
Todo ellos habían hecho un álbum histórico y muy espectacular para Keith Moon , titulado “Two sides of the Moon”. Ringo era su mano derecha . El curioso álbum contenía una extraña versión de “The kids are alright” , de los propio Who y una versión asombrosa y celosa de “In my life” , el tema de John, de los Beatles , de “Rubber Soul”, quizá la gran obra maestra de John, todavía no bien entendida. Hasta Bowie colaboró en los coros y durante el álbum, Keith le preguntaba a Ringo, que cuando se iba a reunir los Beatles. Estábamos a finales del año 1974.
Pete Townshend convenció a Nilsson para que casi dejara gratis el apartamento. Por fin, lograba parar las ríadas de alcohol que soportaba Keith y le podía manejar para iniciar una nueva gira de los Who, que era lo que ansiaba Townshend.
Keith Moon prometió portarse bien . El guitarrista de los Who logró que el bueno de Bill Wyman , el bajista de losRolling Stones le vigilara dentro de lo posible , ya que tenía otro piso en la misma manzana.

Keith Moon
TIRARSE POR LA VENTANA-

Para conocer mejor la personalidad de Keith , sólo hay que contar una anécdota sin procedentes que contó el propio Bill. Su gran amigo y vecino era Sypros Niarchos, millonario, el heredero de la naviera de su padre,Stavros Niarchos, rival de Onassis. Una noche, ambos trataron de “vigilar” a Keith . Así que subieron al tercer piso y se metieron en su apartamento para charlar, quizá beber. En aquellos momentos, Peter Townshend ya le había puesto un escolta a Keith, porque no se fiaba de lo que pudiera atrever el loco batería de los Who. Aquella noche, en presencia de sus invitados, Keith se levantó del sofá ,ante el asombro de Bill Y Sypross, abrió la ventana y saltó al vació. Todos se quedaron lívidos. El escolta no sabía ni que decir.
Inmediatamente, Bill y Sypros se asomaron a la ventana y vieron a Keith tendido tranquilamente encima de unos colchones que él mismo había colocado en un contenedor. Como si tal cosa , se limpió la ropa y gritó a los incrédulos invitados:

-Nos vemos en el club Playboy. Me pido una naranjada.

Era una manera de decirle a Bill ,para que se lo reportara a Pete , de que ya no bebía. Efectivamente, cuando Harry Nilsson se compró el apartamento , le pareció el lugar ideal. Ya no sólo porque se encontraba en Mayfair. Estaba bastante cerca de Saville Road, donde se encontraba la sede de Apple Records y donde podía encontrar a su amigo John. Nilsson era un loco absoluto de los Beatles. Pero más importante todavía para el frívolo Harry. Se encontraba muy cerca del club Playboy de aquella época y también de la famosa discoteca Trams. Todo a tiro de piedra.
Keith Moon vivía por aquella época, en el verano de 1978, con la bellísima modelo Anette Walter-Lax. El día 5 de septiembre, Paul Mc Cartney llamó a Keith Moon para invitarle al per-estreno de la película biográfica sobre su ídolo Buddy Holly. Paul había metido dinero en ella, porque acaba de comprar también los derechos editoriales de las canciones de Buddy, que todavía posee. Paul tenía poco poder de convocatoria. Su grupo Wings formaba parte de la élite comercial ,suceptible de ser detestada. Pero Keith era un buenazo y aceptó.

1120330742_1509299055_BIography-Final-24-Keith-Moon-SF-142423317001

EL DOCTOR PHIBES-
Tras el estreno , Paul y Linda invitaron a cenar a Keith y Annette al famoso Peppermint Park, el restaurante de moda en aquellos tiempos, en Covent Garden . Tras la pacífica cena, ya que era cierto de que Keith Moon no bebía. Un par de horas más tarde, Keith y Ann regresaron al famoso “flat”. Ambos se pusieron a ver en video la película “El abominable Dr. Pibes”, con Vincent Price de protagonista. Tras el film, Keith le pidió a la modelo que le hiciera un filete con huevos. Annette se negó. Keith pronunció sus últimas palabras vivo:

-Si no quieres , que te den por…

Nadie sabe por que casi se suicidara pocos minutos después., aunque los impulsos esquizofrénicos eran impredecible en la personalidad de Keith, El caso es que el “loco batería”se metió nada menos que unas veinte pastillas de Heminevrin,, el “clometiazol” que tomaba en aquellos días para liberarse de la bebida. Keith se fue a la “maldita cama”, la de la maldición de Mama Cass . Annette le acompañó poco después. Al mediodía del día siguiente , su compañera trató de despertarlo. No pudo. Keith Moon estaba sin vida. Tenía sólo 32 años y era el mejor batería del rock.
Los investigadores del suicidio accidental encontraron la mitad de cápsulas de un bote de cien del famoso Heminevrin en la mesilla de noche. Treinta y dos de ellas, se habían encontrado en el estómago de Moon durante la auptosia. Veintiséis de ellas, el estómago no había podido disolverlas.El profesor Simpson que hizo la auptosia dijo que era tal brutalidad de sobre dosis que parecía un caso detestable. El más sorprendido por la muerte de Keith Moon fue curiosamente el sensacional bajista de los Who, John Entwistle, que murió hace unos años en el hotel Hard Rock , en Las Vegas, víctima de una sobredosis de cocaina, alcohol y viagra. John siempre había dicho que Keith “tenía nueve vidas”. Pero no , no las tenía.

220keithmoon