Andy Williams, uno de los “crooners” que quisieron ser Bing Crosby o Frank Sinatra, en los años sesenta, ha muerto de cáncer de vejiga, a los 84 años, en Branson, Missouri, donde tiene en propiedad el teatro Moon River y donde ya había anunciado una gala especial para estas navidades.

Andy Williams era un monstruo, en toda clase de shows que tienen que ver con la Navidad. Personalmente, recuerdo el show que hizo de Navidad para la BBC. Increíble.

Williams fue profesional de la música, cantando con sus tres hermanos, con el nombre de los Willliams. Pero, en en 1962, cuando los ejecutivos de la CBS le dijeron que cantara el tema de Henry Mancini, Moon River, de la película Desayunto en Tiffanys, su vida cambió completamente .

Llegó al numero uno y los temas de película todos iban para él. Desde El Padrino, pasando por Love Story o  Doctoe Zhivago, todos los hacía éxitos de venta.

Tuvo el gran affaire de la actriz Claudine Longet (El guategue) , con la que tuvo tres hijos. Cuando se separó de ella protegió incluso a Cluadine , a pesar de que ella había matado a su amante un famoso esquiador.

Conoció a Claudine en Madrid un poco antes ,la entrevista está publicada en El Gran Musical y me habló muy bien de Andy.

Se casó una segunda vez, pero no tenía hijos. Tuvo mucho éxito con su show televisivo y hace unos años volvió a la lista de éxitos con una versión de Can´t take my eyes of you, que cantó Frankie Valli y, sobre todo, su mayor éxito , con casi setenta años, su versión magnífica del tema maravilloso de Sid Ramin, Music to watch girls. Mi favorito de Williams

Andy Williams siempre cantó bien todos los standards de esta sociedad.