Así se presentó ayer la cantante y modelo Amber Rose en la gala de los VMAs. En sus propias palabras, quería parecer una “zorra intergaláctica del espacio”. Un disfraz muy conseguido.