AlisonMoyet2

O que causan enfermedades como la agorafobia.

Eso es lo que le pasó a la ex componente de Yazoo en los años 80 tras desairar accidentalmente a su admiradísimo Elvis Costello.

Alison, curiosamente el mismo nombre de aquella maravillosa canción del álbum de debut de Costello en 1977, ha revelado toda la historia en el programa de Radio 4, Desert Island Discs. La cantante puso «I´m Your Toy» (versión retitulada de «Hot Burrito Nº 1» de Gram Parsons, abajo en una gran versión de Costello con orquesta) entre las 8 canciones que escogió para el programa y dijo que Costello es sin duda uno de sus mayores ídolos.

Por desgracia para ella comenzó a tener problemas de salud cuando le conoció después de un concierto en Southend. La cosa acabó tan mal, que Alison incluso tuvo que luchar por no escuchar los discos de su héroe.

«Fui a verlo tocar en Southend, y estuvo brillante. Hizo un show de dos horas y fue formidable. Me encantó, y había una fiesta después en casa de los Dr. Feelgood a la que él iba a ir, y me invitaron a mi también. Y allí estaba él, y era encantador.»

«Era encantador, y yo quería decirle: ‘eres maravilloso’ y conocía todas esas maravillosas descripciones de él. Sin embargo, lo que salió de mi boca fue: «Te has arrastrado un poco, ¿no? ‘ Una vez que lo hice, sentí que no me podía fiar de mí misma en una sociedad educada.»

Elvis+Costello

Pero lo peor vino después. Alison comenzó a sufrir agorafobia y trastornos de pánico, que puede llegar a causar una ansiedad severa en ciertos ambientes o escenarios. La propia Alison confiesa que fuera de su casa se sentía siempre extraña, y que pasó años en los que se limitó tan sólo a ir a trabajar, salir lo imprescindible.

La cantante se sentía como una «chica rara» en una isla desierta, aislarse fue para ella como una tabla de salvación.

Es lo malo de sentir tanta admiración por alguien, en ocasiones los nervios, y la cabeza, se bloquean, y a veces sale por la boca justo lo contrario de lo que se quiere expresar. Por simple incapacidad para poder expresarlo, o como en un reflejo de autodefensa para no dejar demasiado a la vista las debilidades o los afectos.

«Why Do We Hurt The One We Love?» cantaba Brinsley Schwarz, el grupo de Nick Lowe, el gran amigo de Elvis Costello. Seguro que Costello no le daría mayor importancia a aquella metedura de pata de Alison Moyet. Sobre todo después de su «affair Ray Charles«, que en parte le costó su carrera en los Estados Unidos.