La foto está tomada la pasada noche, en París, en el pase de Givenchy, que de nuevo provocó un gran revuelo. Paul Mc Cartney está en París como todos los años, para ayudar al desfile de su hija Stella.