La siempre controvertida Alice Glass, que es cantante (?) de Crystal Castles ataca al negocio de la música y asegura que las mujeres necesitan un ejercito para luchar contra el “establishment” de la música, ya que este, simplemente, odia a las mujeres.

Palabras perversas, patrocinadas por la droga adicción que padece la pobre cantante de Crystal Castles. Hablar de machismo en esta época en la música, cuando Adele es la más grande vendedora de discos de toda la historia, aparte de ser una tontería , es una mentira de grados superlativos. Es la expresión de una estúpida  cuando ella es precisamengte la rémora de Crystal Castles. Que suspende uno de cada tres conciertos que están anunciados.

Le echa la culpa de Katy Perry por sexualizar a los críos, con su chicles y demás parafernalia. Acusa a Romney, ya que si  ganara las elecciones aventura que  prohibiría hasta el aborto y serían cerradas todas las clínicas abortistas .Las pobres mujeres norteamericanas  tendrían que viajar a Méjico  para abortar.

Parece patética.  Y es que o que hay que decir para tratar de vender el tercer  álbum de Crystal Castles, grabado en Varsovia(?) , porque dice que allí hay todas las clínicas de aborto que quieras. Un album caótico como son los conciertos de este duo de Toronto que se atraganta.

Alice Glass tiene ya 24 años y le queda mucho trecho para madurar. A los catorce años se escapó de casa para vivir en una comuna de “punkies”. Obsesionada con sus abortos-tuvo dos – a hora temprana, fundó su propio grupo al que llamó Fetus Fatale.

Hace dos años tuvo problemas con su columna vertebral porque se cayó en un concierto en nuestro país. Siempre sale drogada cuando actúa  Una buena chica, en definitiva.