, en plena promoción de su “Welcome to my nightmare 2”, dada la proximidad de Halloween, advierte que de satánico no tiene nada. Al revés, sólo lee la Biblia.