ALGO HUELE A PODRIDO EN LOS BRIT

Todas las casas de apuestas han decidido suspender las cotizaciones de los Brit, desde el mismo momento que una de las más grandes, la de William Hill, en todas sus agencias, se ha detectado como Paul Weller ha pasado del 5 a 1 al 1 a 5, dando por supuesto que es el seguro ganador del premio al mejor cantante masculino.
En plena crisis, a la industria inglesa se le caen todos los dientes. Todo está amañado. Las principales multinacionales se reparten los premios, como si fuera una tarde chocolate. Está claro que, Coldplay de Emi y Duffy, de Universal tiene que ganar "por narices".
Algo raro pasa también en los Grammy,donde el realizador del programa conoce los ganadores hasta una semana antes, así que los Oscars sólo los únicos que han conservado la decencia de que nadie, absolutamente nadie, va a ganar esa noche.
 Por eso, son también los de más prestigio.
Es nuevo escandalo es un nuevo puñetazo a los Britt, que este miercoles le dan el premio especial a Pet Shop Boys, que sacan un nuevo disco. Como "sorpresa" se nos anuncia una actuación de Lady Gaga con ellos. Lady Gaga es un contaminante estertor maligno de la crisis discográfica.
Abajo, Paul Weller cuando estuvo en los Brit del 2006