alextu

¿ fuera de aquí?

Serge Pizzorno de Kasabian se ha mostrado más positivo con la presencia de Metallica en un festival tan poco “metal” como Glastonbury, sin embargo a de acaba de decir que no le cuadra la presencia de Metallica en el festival.

Y la cosa es que Turner no es un detractor de los californianos, se declara fan de la banda (quizá en una ejercicio de diplomacia, de cara a la galería) y ha comentado que le gustaría ver su actuación pero no está seguro de que Glastonbury sea el festival correcto para ellos.

“No estoy seguro de si aportarán algo. ¿Se podría tener a Metallica en el núcleo hippy?”.

Turner hace referencia a un festival que nació en los años del hippismo. A veces parece que olvidamos que todos los grandes festivales de varios días con varios escenarios, etc son herederos directos de Monterey y Woodstock, de un espíritu de paz y hermandad a través de la música. En el fondo hasta los festivales actuales más rabiosamente indie o punk son hippies (otra cosa son los conciertos individuales, sobre todo los celebrados en pequeños clubes o pubs).

metallica-by-request-2014-concerto-roma-sonisphere

¿Demasiado duros para los hippies?

El líder de Arctic Monkeys ha recordado que la primera vez que tocó en Glastonbury abrazó sin pestañear el espíritu original del festival:

“Yo hice el ritual del círculo de piedra. Estaba vestido de cocodrilo, porque Lily Allen llevó un montón de disfraces. Recuerdo luchar con James de Klaxons en el barro al salir el sol.”

A pesar de las dudas de Turner, y al margen de que Metallica puedan gustar o no, lo cierto es que un festival de la categoría y solera de Glastonbury sea un festival ecléctico y no sectario, y lo lógico es que el metal no sea marginado o ignorado y al menos cuente con algún representante. Su presencia en el festival es buena. Sumar y seguir sin renegar, crecer, ampliar. Es sencillo.