alex turnerr

con tupé, chupa y camiseta “Rock and Roll” de John Lennon.

Algunos artistas enseguida se recrean en su pasado. Algunos ponen al público por delante de todo (Rolling Stones) otros son más testarudos y apuestan más por sus últimos años, con inevitables concesiones al pasado, como Van Morrison. Parece que Alex Turner, que es joven pero ya va siendo veterano, es más proclive a esto último, al menos de pensamiento.

El líder de ha declarado que le resulta difícil tocar algunas de las viejas canciones de su grupo en directo.

En una entrevista con el Daily Star, Turner ha explicado que a veces se le hace duro, muy cuesta arriba, hacer esas canciones en vivo, porque ya no se siente igual que cuando las compuso.

Incluso ha llegado a comparar tocar esas canciones en vivo con hacer la misma broma una y otra vez:

“Cuando haces la misma broma 600 veces, ya no oyes nada, pero, a veces es posible que a la 601 veas algo que no viste antes.”

Además ha expresado su alivio por la buena acogida de las nuevas canciones de Arctic Monkeys, lo que significa  para él la posibilidad de  eliminar las canciones más antiguas de su setlist.

También Paul Weller hace años no podía comprender como Pete Townshend seguía haciendo “My Generation” con The Who a finales de los años 70. Y Townshend le respondía que lo hacía por su público. Y Weller nunca ha querido reunir a The Jam, como Morrissey se niega a reunir a los Smiths. Otros sin embargo aprovechan las más mínima ocasión para reunir a sus ex grupos, normalmente por motivos económicos.

¿“Give The People What They Want”, la canción de Ray Davies, o “Don´t Look Back”, título del primer documental de Bob Dylan? Interesante cuestión.