LA ALCOHOLICA AMY WINEHOUSE

El problema de los alcóholicos es que no quieren reconocer nunca lo que son  en realidad.

El caso de , como el de Ron Wood de los Rolling Stones, son patéticos, pero muy similares. Beben, beben y beben, se meten en una clínica de rehabilitación. Salen y… a los cuantos meses, vuelven a entrar en ella.

No hay siquiera ni una sólo diferencia entre la adición de Amy Winehouse y Ronnie Wood. Los dos tienen al vodka como bebida favorita. ¿Por qué?. Porque es la bebida alcóholica que menos huele en el aliento. Lo pueden disimular más.

Pero lo de Amy Winehouse es algo más que patético, porque mientras iba camino de la Clínica Priory, en Londres, acompañada de su padre, que ha sido quien la ha convencido, todavía se despachaba en el coche una botella pequeña de Smirnorff.

Pero hay gente que se teme lo peor. Que Amy haya vuelto incluso a la heroina. No se olvide  que su mayor problema fue la heroina hace años.

Han pasado ya cinco años y Amy Winehouse sigue sin sacar un sólo álbum, tras el éxito de “Back to Black”. ¿Algún día podrá terminar un álbum?. Yo empiezo a dudarlo.

En teoría , en junio, empieza una larga gira que la traería a España este verano.

Abajo, el tema ‘Rehab’ en el programa de Letterman, que es clave.