The Graduate era un grupo del sello independiente  Rialto Records. Una compañía que hizo otros dos artistas muy importantes: los Korgis y Sniff and Tears. The Graduate sorprendió a todo el mundo con su éxito “Elvis should play Ska” -se refería Costello no a Presley- .

En The Graduate estaban Roland Orzabal y Curt Smith, que en el año 1981 abadonaban Rialto records para formar otro grupo, un duo al que le pusieron  , pero con el sello Mercury. Ya era un grande.

Un año después ya me sorprendían y me dejaban impactado con Pale Shelter. Habían cambiado el sonido completamente.

Con el gran Roland Orzabal a la cabeza-él era el autentico cerebro- utilizaban la técnica y la vanguardia, como muy pocos, influenciados, naturalmente, por Peter Gabriel y la Linn, el Fairlight, la Simmons, etc. Al año siguiente se superaban aún más con ‘Mad World' y ‘Change'. Decididamente había algo excepcional en Tears for Fears.

Después de lanzar ‘Mothers Talk' y ‘Shout‘, dos maravillosos singles, Tears for Fears publican en febrero de 1985 su segundo album. Le llama Roland Orzabal, Music From the Big Chair“, porque estaba influido por el poder melodramático de la película Sybil, una mujer que tenía múltiples desordenes de carácter y se sentaba con su psiquiatra en una “gran silla”. Título elogioso y formidable.

Todas las canciones del album son absolutamente sensacionales. ¿Por qué?. Porque Tears For Fears se aprovechan de todos los revolucionarios métodos de los años ochenta, con inteligencia y una inteligencia musical sublime. Creo sinceramente que la fuerza se las proporciona también el gran  Chris Hughes. Una vez más la percusión es decisiva en la música.

Keith Richards siempre me ha dicho que los Rolling Stones deben sus mejores albumes al productor Jimmy Miller, un músico norteamericano, sensacional batería, que ordenaba todas las armonías y guitarras con una base rítmica asombrosa.

Chris Hughes nunca tuvo fama por su trabajo como batería en  Adam and the Ant, pero a él se le debe todo ese sonido de percusión increíble que el daba toda la personalidad a Adam Ant.

Julián Ruiz, con Roland Orzábal, en aquellos días.

Chris Hughes es el aquitecto de los edificios maravillosos, en materia de arreglos, de acordes y de percusión de todo este album increíble. ‘Broken' es un ejemplo asombroso de todo ellos. Por eso, tras este álbum Chris fue devorado por Robert Plant, Paul Mc Cartney, Peter Gabriel y fagocitado por Trevor Horn. Increíble Chris. Escucha como toca la batería en ‘Shout'. Es un espectáculo. El conduce la canción a donde quiere.

Pero posiblemente la gran magia del álbum se sustente en el embrujo de una canción como ‘Everybody wants to rule the world'.

¿Que tiene de excepcional esa canción?. Una vez más, Hughes es determinante. Cuando le dieron la maqueta era un tema a cuatro por cuatro. Lo normal en el pop. Fue a Chris a quien se le ocurrió pasarla a tres por cuatro y conducirla a territorios increíble en el mundo del pop.

No es fácil crear éxitos con un tres por cuatro, pero la canción está tan sublime que se relame de original. Michael Jackson probó a tres por cuatro en ‘The way you make me feel‘, en el album “Bad”. A Michael le encantaba el tema de Tears For Fears, que fue numero uno en los Estados Unidos.

Me contó Roland Orzabal que nunca le dio palio a esa pequeña melodía, a esa pequeña letra y a la música que la había desarrollado el gran Ian Stanley, en ese momento uno de los miembros del grupo. Ni siquiera consideró meterla en el album. Chris se empeñó y fue la última incorporación al disco. Decisivo.

Fue la obra maestra de Roland Orzabal, la obra maestra de  Chris Hughes, el que le dio la vuelta al pequeño tema. Por eso, él firmó también la canción con Orzabal y Stanley.

Hasta el final de ‘Listen' es casi un instrumental que rompe toda la imaginación de un músico y de un aficionado a la música. Grabado en una SSL, con analógico y digital, el album es una de las joyas del siglo XX. Todavía no ha perdido ni peso ni elegancia ni poderío.

Es una obra maestra. Es uno de los albumes históricos de PLASTICOS Y DECIBELIOS, sin duda.Side A
EL ALBUM.-

SIDE A
1. “Shout” Roland Orzabal, Ian Stanley 6:32
2. “The Working Hour” Orzabal, Stanley, Manny Elias 6:30
3. “Everybody Wants to Rule the World” Orzabal, Stanley, Chris Hughes 4:10
4. “Mothers Talk” Orzabal, Stanley 5:09

Side B
No. Title Writer(s) Length
5. “I Believe” Orzabal 4:53
6. “Broken” Orzabal 2:38
7. “Head over Heels/Broken (Live)” Orzabal, Curt Smith 5:01
8. “Listen” Stanley, Orzabal 6:48

PERSONAL.-

Tears for Fears
Roland Orzabal – guitar, keyboards, lead vocals, grand piano on 5, vocal styling on 8, bass synth and LinnDrum programming on 1
Curt Smith – bass guitar, backing vocals, lead vocals on 3 and 8
Ian Stanley – keyboards, LinnDrum programming, arrangements on “Listen”
Manny Elias – drums (all except track 1), drum arrangement on “The Working Hour”

MUSICOS ADICIONALES.-

“Shout”: Sandy McLelland – backing vocals, Chris Hughes – drums
“The Working Hour”: Jerry Marotta – percussion and saxophone arrangement, Will Gregory – saxophone solos, Mel Collins – saxophone, Andy Davis – grand piano
“Everybody Wants to Rule the World”: Neil Taylor – second guitar solo, Chris Hughes – MIDI programming Drumulator
“Mothers Talk”: Stevie Lange – backing vocals
“I Believe”: Will Gregory – saxophone
“Broken”: Neil Taylor – guitar solo
“Head Over Heels”: Sandy McLelland – backing vocals, Andy Davis – grand piano, Annie McCaig – backing vocals, Marilyn Davis – backing vocals
“Listen”: Marilyn Davis – operatic vocal.

PRODUCCION .-
Chris Hughes – producer
Dave Bascombe – engineer
Paul King – management
Tim O'Sullivan – cover photography