ALBUMES HISTORICOS DE PYD: MIKE OLDFIELD “TUBULAR BELLS” (1973)

Mike-Oldfield-Tubular-Bells
Portada original del primer album de Mike Oldfield, el primer disco de Virgin Recors, realizada por Trevor Key , según idea del propio Oldfield, que quería una campana triangular.

Mi amigo Kevin Ayers siempre me decía que si él no  hubiera ayudado a su pupilo Mike Oldfield, este jamás hubiera grabado "Tubular Bells".

Tubular Bells
  • OLDFIELD MIKE
  • R&P INTERNACIONAL
  • INTERNATIONAL
  • MUSIC

Exactamente, corroborado por el propio Mike, cuando Kevin disolvió el grupo The Whole World, le dejó a Oldfield que viviera en aquel pútrido apartamento de Westbourne Gardens, en Tottenham, en el norte de Londres. Kevin le dejó en prenda un magnetofono Bang & Olufsen de un cuarto de pulgada, estéreo.

Increíblemente, con ese magnetofono y una Farfisa del arreglista David Bedford-luego este hizo los arreglos de la versión sinfónica-, Mike Oldfield empezó a construir el álbum que conquistó un imperio.

El actual imperio Virgin. "Tubular Bells" fue el primer gran negocio del millonario Richard Branson, el primer disco en aparecer en el nuevo sello recién creado Virgin Records y el padre de todo un imperio que ahora es Virgin Airlines, Virgin Train, Virgin Spacial, Virgin Bank , todo.

ALBUMES HISTORICOS DE PYD: MIKE OLDFIELD "TUBULAR BELLS" (1973)

Me contaba Mike Oldfield que cuando  empezó a crear esa maqueta de "Tubular Bells" pasaba más hambre que el perro de un ciego. No tenía ni para comer y me cuenta como tuvo que pedirle al frutero de la esquina que le diera una patata por caridad para poder comer algo.  Oldfield se acuerda mucho de esta situación como arranque de "Tubular Bells".

Con aquella pequeña maqueta de veinte minutos pasó por Harvest, el sello progre de la EMI;por CBS y hasta por PYE, el sello de los Kinks. Nadie  quiso el trabajo de "Tubular Bells". Inclusos e reían de él, al presentar una obra instrumental , llena de música repetitiva, sin batería y sin cantar absolutamente nadie. Mike Oldfield estaba loco.

Pero no, no lo estaba. Estaba más loco Richard Branson, al que nunca le gustó 'Opus One', como se llamaba la maqueta de Mike Oldfield , pero a su primo surafricano Simon Drapper si que le gustaba mucho. Branson se había lanzado al negocio de la música, impulsado por el éxito de Caroline Records, su venta de discos por correo -inventó Amazon- y, luego, su cadena de Virgin de venta de discos. De ahí le llevó a comprarse un estudio, The Manor y ahí donde se grabó "Tubular Bells".

ALBUMES HISTORICOS DE PYD: MIKE OLDFIELD "TUBULAR BELLS" (1973)

La primera parte que es una obra maestra absoluta, con ese riff increíble, y el añadido de instrumentos se grabó en tan sólo en una semana. Mike me contó que empezó todo grabando el piano Stenway al principio y, luego, utilizó metrónomo en sus cascos, para poder incluir todoss los instrumentos uno a uno. Todo lo tocó Oldfield salvo algunas cosas puntuales.

Siempre me dijo que la primera parte la tenía en la cabeza, desde que se puso a trabajar en Tottenham. Estaba muy influenciado por lo que oía de Terry Riley y su música minimalista.

El proceso de la segunda parte fue más lento. Fue en varias veces y llevó más tiempo componerlo, a veces, en el mismo estudio The Manor.

Para la histórica presentación de instrumentos de la primera parte , Oldfield tuvo la suerte de que la Bonzo Dog Band tenía estudio para unos días.

ALBUMES HISTORICOS DE PYD: MIKE OLDFIELD "TUBULAR BELLS" (1973)

El ingeniero y productor Tom Newman le pidió que Vivian Stanshall, el loco y maravilloso autor de la canción de Death Cab For Cutie que aparecía en Magical Mystery Tour, se convirtiera en el maestro de cremonias que presenta los instrumentos. Mike me contó que cuando Viv presentó finalmente "Tubular bells" estaba completamente borracho de Guiness , pero está genial.

En la segunda parte, Mike llamó a su hermana Sally para que tarareara e hiciera unos coros . John Flied hizo unos recordings de flauta. Steve Broughton, de la Edgar Broughton Band, metió percusión. Las mezclas duraron dos semanas., Se grabó en un multipista de 16 tracks. La mezcla fue muy difícil. No había automatización y se necesitaron hasta doce manos.

El album se termino en febrero de 1973. El 25 de mayo de 1973 vio la luz. Se cumplen 40 años. Se llevan vendidos más de 30 millones de copias. Mike vive ahora en las Bahamas. También vivió en Ibiza, en una casa en que yo estuve con él, y que se la vendió a Noel Gallagher.

Mike me ha confesado que lleva casi cuarenta años tratando de hacer un riff tan bueno como aquel de Tubular Bells, pero que es imposible.

"Tubular Bells" es una autentica obra maestra, revolucionaria, increíble, una sinfonía moderna, el comienzo del "indie" , del new-age,del chill-out, de la música en sí misma.

Genial. Eterna. para siempre. Maravillosa. No dejas de escucharla nunca y menos  que ahora  se cumplen 40 años de Tubular Bells.

6 Comentarios
  1. Kaplan dice

    Sin duda, obra maestra incuestionable y por su proceso de gestación de un mérito asombroso. Y aún grabaria Oldfield algunas obras para muchos superiores como Ommadawn o Amarok (y en mi opinión Hergest Ridge e Incantations).

    Lástima que en del 92 en adelante se quedase seco de ideas y no haya vuelto a parir nada digno del genio que fue.

  2. Dani dice

    Veremos que nos depara el 2013 con el album de rock que tiene previsto publicar.

  3. Alfonso dice

    He leído tu enorme artículo hoy en El Mundo, me voy a poner el Tubular Bells inmediatamente. Muchas gracias!

  4. tubular dice

    Kaplan: supongo que en parte será cuestión de gustos como tú mismo reconoces. Pero ten seguro que Oldfield ha seguido haciendo obras magníficas desde el 92 hasta hoy. Las mejores en mi opinión: Tubular Bells 2 (1992), The Songs of Distant Earth (1994), Tres Lunas (2002), y The Music of the Spheres (2008) – este último número 1 en las listas de música clásica de Reino Unido y de otros países. Así que ¡de falta de ideas nada!

    1. Angel dice

      En The songs of distant earth comienza la decadencia de Oldfield al dejarse en manos de los sintetizadores en lugar de servirse de ellos. “Tres lunas” es un refrito del que hoy nadie se acuerda y “music of the spheres” no trae nada nuevo. En medio hay simas creativas como el horroroso “Light and shade”. Solo el que no ha escuchado nada de Oldfield anterior a 1992 puede pensar que el hombre no ha pasado por un bache creativo importante. Afortunadamente, su último disco, Man on the rocks, tiene más hallazgos y calidad que cualquiera de lo que haya hecho en 15 años y esa es una buena noticia.

  5. Juvanjor dice

    Sin duda, una obra maestra. Con su corta edad y tocando la mayoría de los instrumentos efectuó su primera gran obra, a la que le siguieron otras de indudable calidad: “Ommadawn, Amarok, Five Miles Out, Crises, Incantations, The Song Of Distant Earth, y muchas más. En breve se va a publicar el nuevo trabajo “Man on the rocks” con cierto perfil “rokero” (al menos así parece).

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.