clockwork

Portada del sexto album de . Una pequeña obra maestra, llena de sorpresas.

Se decía que daba demasiados palos al aire, sin centrarse musicalmente en lo que realmente importaba, su grupo.

Bueno, fue una pena que Them Crooked  Vultures no fuera un rotundo éxito, pero el disco iba más lejos que los mísmismos Led Zeppelin.

Josh Homme hace casi un año empezó a decirnos que iban a colaborar en el nuevo album de Queens of the Stone Age desde Dave Grohl hasta Trent Reznor e incluso jóvenes como Alex Turner, su producido, y hasta el mísmiisimo Elton John. En definitiva, todos sus amigos con talento.

¿Que podía hacer Elton John en un disco de Queens of the Stone Age?.

Pues, la respuesta está en un temazo como ‘Fairwheater Friends', donde está Elton John, pero sólo se le nota su piano “honky”, pero se nota en el tema a Trent Reznor  y, sobre todo a Alain Johanness, el todo terreno de Eleven.

Aún así no es el mejor tema. Me decanto por como frasea, como compone y lo original que es un tema soberbio como ‘The Vampyre of Time and Memory'. Increíblemente, vanguardista y de calidad.

Creía que ‘My God is the sun' era la canción emblemática del álbum, pero no lo es. hay cuatro tan buenas o mejores. Absolutamente, revolucionarias como ‘Kalopsia‘, la que han arreglado Josh con Trent Reznor.

Pero escuchas ‘Smoth Sailing'  y te quedas perplejo de las variaciones musicales que en encuentras en ella.

En fin, es un álbum casi perfecto de principio a fin, una pequeña obra maestra que habría que firmarsela más a Josh Homme que a Queens of the Stone. Es más bien la obra de un sólo genio. El gran Josh, que acaba al piano, con la fenomenal ‘… Like clockwork'.

Junto con Phoenix y Vampire Weekend, este es uno de los álbumes del año.

En iTunes: …Like Clockwork – Queens of the Stone Age

En Amazon: Like Clockwork