Chocantes, por no decir escandalosas, las declaraciones del fundador en Inglaterra de sellos independientes tan importantes como Creation o Poptones.

Alan McGee ha revelado que le pareció “divertido” el incendio de la nave de Sony DADC, donde Pias almacenaba material de más de 150 sellos independientes, durante las revueltas que sacudieron a Inglaterra en agosto.

En su opinión, un montón de “mierda de música” quedó destruido. Y se ha quedado tan pancho.

“Leí que el edificio de Sony-Pias ardió entero. Probablemente soy la única persona que lo encontró gracioso. Como gran resultado se perdió un montón de música de mierda. Te pagan por ello, por el material que no venderías nunca”, han sido sus palabras.

“Realmente no me gusta la música. Con la música nunca es bastante para nadie. Todos quieren ser Jagger o McCartney. Según envejeces la música es una mierda. Tú no eres eso”, ha manifestado McGee.

También ha dicho que no anima a la gente joven a entrar en el mundo de la música, ya que muchos de los actuales empleados de la industria son “unos drogadictos”. ¿Se ha convertido Alan McGee en Don Pésimo? Quizá sea una cuestión de aburrimiento que el descubridor de grupos tan importantes en UK como Primal Scream, Jesus & Mary Chain y Oasis, diga no sentir nada por la música. Hay roles, actitudes, imágenes y sonidos en el mundo de la música pop rock que se repiten en espiral casi como en un eterno y cerrado círculo vicioso, y eso puede llevar al hartazgo. Pero lo más sangrante es que le haya parecido graciosa la quema de miles y miles de discos de pequeños sellos habiendo sido él el responsable de Creation…

Alguien comentó, no sin cierta razón, cuando ardió la nave Sony-Pias que si las indies no almacenaran discos en naves de multinacional (gran paradoja) posiblemente no hubieran visto arder miles y miles de copias. Lo mismo lo dijo Alan McGee…