EaglesNo, no. Ni pensaba ir anoche al concierto de los Eagles ni tampoco pensaba escribir de ellos.

Pues, ya veis, estoy haciendo las dos cosas que no tenía previstas. Esta es la vida.

Vaya por delante que nunca he sido un fan absoluto de los Eagles. Pero sí un seguidor empedernido de ellos en los años setenta. Y es en esa época cuando los ví y disfruté de ellos.

Anoche, de entrada, me quedé aterrorizado. En tal que empezó a hablar Glenn Frey me quedé petrificado. Parece un señor mayor, muy mayor. Bastante más mayor que los 60 años que tiene. Mick Jagger parece su hijo. Pero bueno, también ví muy viejos Don Henley y Joe walsh. Creo, además, que la imagen del trajetito no les favorece.

Pero pasado el trance de quedarme impresionado por la apariencia, empezaron a cantar y tocar y son, simplemente, buenísimos. Además, con Stuart y el nuevo batería, que ya intervinieron como productores en el ultimo álbum, la puesta en escena, técnicamente, crece una barbaridad.

Joe Walsh también hizo su locura con su obra maestra ‘Life´s been good to me', que no está precisamente en un álbum de los Eagles, pero él es el que pone el punto de locura que los demás no tienen.

Bueno, siempre preferiré los Byrds a los Eagles. El grupo de Frey y Henley nada más que siguieron abriendo la senda que habían creado los Byrds, del gran Roger Mcguinn . Pero esa es otra historia.

Abajo, ‘Hotel California, la noche del martes, en Madrid.
[ad#tradedoubler-468×60]