Esta es la bella portada, con un paisaje sureño, del álbum póstumo del gran Gregg Allman, que grabó poco antes antes de morir.