LAS ADICCIONES DE ELTON JOHN

Elton_John

Muy interesante la entrevista que le ha hecho a Sir Elton, Alex Petridis en The Guardian.

Elton John ha dicho que la apendicitis que casi le cuesta la vida este año le ha llevado a reevaluar todas las cosas, y que es consecuencia de su adicción al trabajo. Considera que era un “workaholic”.

El cantante y pianista afirma que se estaba matando a si mismo viajando en demasía por querer hacer montones de conciertos. Comenta que cada año quería hacer más y más. 120 al año, 130, etc… Y cada vez más vuelos (unos 200 al año). Y Elton se preguntaba a sí mismo: “¿de qué estás tan orgulloso? Te estás puñeteramente matando”.

Al parecer llegó a hablar de su “adicción” con su pareja David Furnish. Para Elton son huidas, como le pasó con la cocaína. De todos modos, más que un problema de adicción al trabajo lo que le pasaba a Elton, como él mismo reconoció a Julián Ruiz personalmente, es que tenía que trabajar como un poseso para mantener su altísimo y muy caprichoso nivel de vida: las gafas de diamantes más sofisticadas, excéntricas y … caras. Y así todo:  coches, residencias, casas, flores, que compraba en ingentes cantidades, le convertían en un esclavo permanente del trabajo.  Por si fuera poco sus amigos no le hacían “precio”, si quería tener un Versace se lo tenía que comprar hasta el último penique. Para Elton John no había rebajas de amigos, por ser quién era le crujían especialmente, etc, etc…

Elton no era un “adicto al trabajo”, sino un adicto a un disparatado nivel de vida que cuesta muchísimo dinero, y trabajo, mantener.

Respecto a las drogas, en concreto su adicción a la cocaína, Elton ha reconocido que había un aspecto monstruoso en él, aunque él no fuera realmente así. Cree que a cualquier persona que esté en ese grado de degradación le sale ese lado malo, terrible. Piensa, de hecho, que todos lo tenemos, que todos poseemos ese lado tenebroso.

Y recuerdan una anécdota absurda, divertida pero en el fondo triste, que habla de la soledad de la estrella del rock y de lo mucho que se había separado no ya de sus fans, sino del mundo de los mortales:  el famoso incidente en el que Elton John, despertado en su habitación de hotel por una tremenda tormenta fuera del hotel de lujo en el que se hospedaba, llamó a su oficina de managers y exigió que hicieran algo para cambiar el tiempo, la climatología… Cómico si no fuera patético.

Una de las cosas que más han hecho cambiar a Elton John ha sido su paternidad. Primero Zachary, y Elijah Joseph en enero de este mismo año, se puede decir que han cambiado su vida y en cierto modo quizá se la hayan salvado.

Obten todas las actualizaciones en tiempo real directamente en tu móvil.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.