La gran favorita para ganar el Oscar a la mejor canción de este año es Adele con el tema de la última película de James Bond.