se ha sumado a , Aerosmith y para impedir que el precandidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, , utilice música suya en sus mitines.

La cantante inglesa ha denunciado a Trump y ha declarado que no apoya en absoluto sus creencias políticas y mucho menos su campaña electoral.

El problema es que el multimillonario metido a la política ha utilizado “Rolling In The Deep”, sin encomendarse a Dios ni al diablo como ya hizo con las canciones de los artistas arriba citados. Por si fuera poco, también usó “Skyfall” de Adele en un mitín que dio en Ohio el pasado mes de noviembre.

Un representante de la cantante ha declarado a The Independent:

“Adele no ha dado permiso para que su música se utilizara para ninguna campaña política”.

Y así va Donald Trump por la vida, poniendo las canciones que le da la gana cuando le viene en gana sin pedir permiso de ningún tipo a los artistas titulares de las mismas. A este paso van a tener que crear una “plataforma de damnificados Trump”, así de ridículas se están poniendo las cosas.

Michael Stipe no pudo ser más gráfico al respecto:

“Iros a la mierda cogidos de la mano. Vosotros tristes, que llamáis la atención, pequeños hombres hambrientos de poder. No utilicéis nuestra música o mi voz para vuestra farsa estúpida de campaña”.

Al equipo de Trump no se le ocurrió otra cosa que utilizar “It’s the End of World as We Know It (And I Feel Fine)”, “Rockin’ In The Free World” y “Dream On”, y ahora la emprenden con Adele. El poco respeto que demuestran es harto significativo. Es como si le quisieran “birlar” la música a Hillary Clinton y a Bernie Saunders.

Lo que debería hacer Donald Trump es tan sencillo como dejar de molestar a la gente y poner en sus pachangas electorales música de artistas afines, que los tiene. Como es el caso de Twisted Sister y su  ‘We’re Not Gonna Take It’, que Trump ya ha utilizado en alguna ocasión.

O de la rapera que se acaba de declarar partidaria de Donald Trump, ha dicho que le va a votar. Lo más sorprendente son las razones por las qué le quiere votar:

“Solo confío en que este país sea como es: lleno de mierda. Y la mierda necesita más mierda para poder funcionar, así que lo mejor es colocar un pedazo de mierda en la Casa Blanca. No tengo ningún tipo de esperanza en América. Es lo que es, una tierra de fantasía capitalista, consumista y racista”.

“En conclusión, creo que Donald Trump es el mal como los Estados Unidos son el mal, y para que los Estados Unidos puedan continuar siendo lo que son le necesitamos”.

La rapera dice que no confía en los otros candidatos demócratas y republicanos, y que Trump le parece el más “transparente”.

Lo dicho: una locura. Abajo las canciones damnificadas.