Adele da la gracias a la industria fonográfica inglesa , por otro premio que le dieron anoche en el The Brewery de Londres, aunque también dio una palabras de agradacimiento a su manager Jonathan Dickens, que recibió el premio al mejor manager del mundo mundial, cuando los críticos ingleses lo odian deliciosamente.