Desde el punto de vista económico, ha sido la artista del año para Billboard. No hay duda. Es la que más ha vendido. Pero vaya heroina que tenemos con 23 años y graves problemas de garganta y que no quiere hacer un  nuevo album hasta el 2016. Entonces, llevará el título de “Adele 26”. Una barbaridad.