El diario The New Zealand Herald advierte que le dijo al público durante su concierto del domingo por la noche en Auckland que “salir de gira no es algo en lo que sea bueno” y que no sabe si “volveré a salir de gira alguna vez”. Era su último concierto antes de que termine formalmente la gira en su natal Londres, donde tiene previstas cuatro presentaciones en el Wembley Stadium este verano.

Adele cantó el domingo bajo una lluvia torrencial al aire libre. Fotografías muestran a la estrella británica con la ropa empapada en parte del concierto y también usando un poncho de plástico.

“Acabo de pasar dos horas en peluquería y maquillaje para nada”, la cantante dijo consternada