The Observer, el periódico de The Guardian, en su edición dominical, publica periódicamente una sección que está francamente interesante.

Se llama “La banda sonora de mi vida”, donde las estrellas hablan de los temas o canciones que significaron muchísimo en sus propias vidas.

Me ha llamado la atención esta vez los temas que ha elegido Adam Clayton, el bajista de U2.

Clayton hace una confesión significativa. Asegura que aprendió a tocar el bajo con los discos de los Stranglers y su bajista, Jean Jacques Burnel, que para Adam tocaba como un poseso, desarrollando la técnica del bajo como una máquina de destrucción masiva.

Escoge como tema fundamental para su aprendizaje aquel fantástico ‘Hangin around', que fue número uno en PyD en 1977.

Entre otros temas, se acuerda muchísimo de su época juvenil, con el sensacional ‘Won´t get fooled again' de los Who, de su álbum “Who´s next”. Clayton asegura que es un tema brutal.

Recuerda muchísimo, porque le marcó, el verano que pasó en Pakistan, porque su madre era amigo del embajador irlándes en el país islámico. Y, entonces, Clayton escuchaba ‘Roots, Rock and reggae' del “Rastaman Vibration” de Bob Marley. Soberbio tema.

Y descubriendo América, siempre ha tenido en mente ‘What´s going on' de Marvin Gaye. Sólo me decepciona Clayton, en esta tan excelente selección, cuando se acuerda de ‘Back to life' de Soul II Soul, porque eran sus tiempos de aprovechar los locales de música de disco. Clayton asegura que iba bastante al Ministry of Sound de Londres.

Abajo, ‘Hanging around' de los Stranglers.