Tras los Britt, la EMI hizo una fiesta especial, a la que acudió el mísmisimo Noel Gallagher, a pesar de que no es su compañía. Damon Albarn y Noel se dieron un abrazo y hablaron tomando una cerveza