es una de las voces más maravillosa  del mundo. Por eso, Keith Richards se ha sentido orgulloso de producir su nuevo album, repleto de clásicos del “doo-wop” , en el sello Blue Note.