La nueva esperanza blanca de Los Angeles, el más que interesante trio llamado A House For Lions.