Al  presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena,  no le agrada absolutamente nada ,  lo que ocurre en los conciertos de Enrique Iglesias. Lo ha condenado a perpetuidad. 

151227195627_sri_lanka_enrique_iglesias_624x351_getty_nocredit
El mandatario dijo que los organizadores de una actuación  de Enrique Iglesias en su país deberían ser castigados con  latigazos,  debido al comportamiento que mostraron algunas chicas asistentes al evento.
Sirisena afirmó que las imágenes de mujeres lanzando sujetadores y bragas  de su ropa interior al cantante español y corriendo sobre el escenario para besarlo era “lo más incivilizado” que pueda tropezarse en el mundo..
El mandatario consideró que los organizadores de la actividad deberían ser penados a recibir “latigazos con la cola tóxica de una mantarraya”, en referencia a una forma antigua de castigo.
El concierto se realizó el pasado 20 de diciembre en Colombo, la capital de Sri Lanka.

Dar latigazos con la cola de las mantarrayas era una forma de pena reservada para los criminales reincidentes en la Sri Lanka medieval y es una expresión popular para referirse a un castigo severo.

151227195837_sri_lanka_enrique_iglesias_2_304x171_getty_nocredit
Sirisena también se quejó por el precio elevado de las entradas al concierto, que se ubicaba en un rango entre 5.000 rupias (US$35) a 50.000 rupias (US$350).

El concierto en el estadio de Rugby de Colombo formaba parte de la gira mundial de Enrique Iglesias,  titulada “Sex and Love”.