Nada hubiera sido en la música del blues y el rock, sin la figura del enorme Fats Waller, que tal día como hoy, en 1943, moría con tan sólo 39 años, mientras viajaba en un tren en Kansas City. Esta es una versión de su eterna “Ain´t misbehavin”.