12278793_10153728902647485_4585043692606600230_nPearl Jam defendió en pleno concierto en Brasil una sanción ejemplar a los responsables por el vertido de lodo y residuos minerales que hace dos semanas anegó siete poblados brasileños y dejó al menos doce muertos y once desaparecidos.
La petición fue hecha en la madrugada de este sábado por el cantante del grupo, Eddie Vedder, en medio del concierto que el grupo ofreció en el estadio Mineirao de Belo Horizonte, la capital de Minas Gerais, estado en el sudeste de Brasil , justo donde  se registró el 5 de noviembre la grave tragedia ambiental.

Vedder sin mencionar a Samarco, la compañía responsable por la riada y que es compartida por la brasileña Vale y la australiana BHP, dos de las tres mayores mineras del mundo, hizo un fuerte discurso contra las empresas que contaminan el medio ambiente.

12187661_10153692585197485_6597500742918294279_n

Eddie Vedder fue más allá:
“Esperamos que sean sancionados para que nunca olviden el triste desastre que causaron”.
El discurso ecologista fue pronunciado poco antes de que el grupo interpretara “Do the evolution”, una composición que hace referencias a los daños causados por el hombre a nombre de la evolución.
La tragedia fue causada por la ruptura de los diques de contención de dos depósitos de agua y residuos minerales de una mina de Samarco, cuyo vertido dio origen a una riada de 62 millones de metros cúbicos de lodo y residuos minerales.

12208710_10153719174602485_3737557174573760344_n
La riada, la más grave ocurrida en el mundo en al menos una década, destruyó completamente el poblado de Bento Rodrigues, dependiente de Mariana, anegó otros seis poblados y una enorme extensión de tierras y afectó al río Doce, uno de los más importantes del sureste del país.
Según el último balance oficial, el accidente dejó al menos doce muertos, cuatro de ellos todavía sin identificar, y los cuerpos de rescate todavía buscan a once desaparecidos.
La ministra de Medio Ambiente, Izabella Teixeira, calificó el accidente como la “catástrofe ambiental más grave” ocurrida en Brasil.