Ticket

Los tiempos cambian y la industria del disco ha cambiado mucho desde que en los años 50 exigiera a sus artistas 3, a veces 4 o más álbumes al año. Una auténtica esclavitud que iba en detrimento de la calidad de unos LPs que, la mayoría de las veces, no eran sino dos o tres buenos singles acompañados de material de relleno. Se grababa rápido, normalmente para aprovechar el tirón de un single de éxito.

Aquellos tiempos los tuvieron que soportar Ray Charles, James Brown, Johnny Cash o, todavía los Beach Boys. No así los Beatles, que desde sus inicios no tuvieron que responder a un ritmo tan frenético de publicaciones, siendo los principales “culpables” de que poco a poco el formato LP se fuera imponiendo (“Sgt Pepper´s”). Demostraron, a partir de “Rubber Soul”, que podía ser un producto de calidad vendible en cualquier época. Desde entonces, los músicos pudieron disfrutar de más horas en los estudios de grabación, de mayor tiempo para preparar un trabajo que la industria comenzó a mimar con vistas a crear un fondo de catálogo perdurable por encima del mero objeto de explotación comercial coyuntural. Hasta cierto punto, se acabó el “aquí te pillo, aquí te mato”, exprimir salvajemente la naranja, etc…

Sgt-Pepper-Photo-Shoot-the-beatles-7755915-577-577

Tardaron casi 5 meses en grabarlo, muchísimo tiempo para 1967.

Todavía en los 60's muchos artistas de rhythm and blues y soul tuvieron que aguantar contratos de grabación leoninos, no fue hasta primeros de los años setenta cuando la cosa cambió con álbumes muy cuidados de Marvin Gaye, Stevie Wonder o Curtis Mayfield.

La industria siguió cambiando y esos plazos de entrega de un nuevo álbum se fueron alargando, un LP cada dos o tres años, dependiendo de los casos. Y a veces con “estiramientos” casi grotescos, como fue el caso de Stone Roses. Lejos, muy lejos quedaban los discos de los años 50, casi como un “flash”, grabados en un suspiro en comparación al tiempo estándar de los largos plazos del pop mainstream contemporáneo.

A remolque de ese single “instantáneo” de Jack White para el Record Store Day todavía caliente (el 7″ más rápido de todos los tiempos) la página Musictimes ha elaborado una curiosa lista de los 7 Lps grabados más rápidamente de la historia del pop. Discos que pertenecen a muy distintas épocas y que fueron grabados con urgencia por distintas razones. Hay muchos más, de grupos más desconocidos, pero esta es la lista:

1- - “” (1970).

Ozzy Osbourne y compañía grabaron su disco de debut en un sólo día de finales de 1969, lo mezclaron al día siguiente y se acabó.

Todas las canciones se grabaron en directo en el estudio, sin ni tan siquiera recordings de voces. Se grabó TODO al mismo tiempo y casi todo en primeras tomas. Prodigioso. Tommy Iommi sentencia: “Nunca tuvimos una segunda oportunidad para la mayoría del material”.

[youtube id=”1t24PsZxohY” width=”630″ height=”350″]

2- BELLE & SEBASTIAN- “TIGERMILK” (1996).

Los escoceses grabaron su debut a toda pastilla, por una de las razones más bizarras de la historia del pop: fueron el conejillo de indias para un curso de la Universidad de Glasgow en el negocio de la música. Escogieron para el “experimento” a Belle & Sebastian, que tuvieron tan sólo 3 días para grabar su primer álbum.

[youtube id=”en_1Z_-9U2g” width=”630″ height=”350″]

3- HÜSKER DÜ- “ZEN ARCADE” (1984).

La banda de Minnesota despachó en 40 horas un disco doble de 70 minutos y 23 canciones. Todo a la primera toma, menos dos canciones. Una demostración de ultra-urgencia.

[youtube id=”GdkHQyzyVGM” width=”630″ height=”350″]

4- THE VELVET UNDERGROUND- “WHITE LIGHT, WHITE HEAT” (1968).

Otro ejemplo de suma rapidez. En este caso aprovechado por Lou Reed y John Cale para crear su obra más ferozmente libre, y uno de los discos más absolutamente rompedores de los años 60.

Lo grabaron en 2 días, con los amplificadores a tope, y los técnicos de grabación escandalizados porque la saturación de sonido era tal que los indicadores temblaban, y las agujas se disparaban al rojo vivo. A pesar de su valentía y de ser un triunfo artístico, Reed se quejó de que parte del poderío del disco se perdió de la consola de grabación a la impresión del vinilo.

De la urgencia de grabación, y el carácter innovador del disco, el mejor ejemplo es el mamut de 17 minutos “Sister Ray”: una “burrada” grabada en primera toma asumiendo cualquier tipo de error que el grupo pudiera cometer.

[youtube id=”53F5nY68cBM” width=”630″ height=”350″]

5- NICK DRAKE- “PINK MOON” (1972).

Al contrario que sus dos primeros álbumes, más lujosos y cuidados, le llevó un par de noches grabarlo. Un disco espartano, con guitarra y voz grabadas a pelo, con un recording de piano en la canción que da título al LP. Un trabajo de Juan Palomo, y un nuevo triunfo artístico de Nick Drake.

[youtube id=”p3ZAv0Rfdp4″ width=”630″ height=”350″]

6- - “BRINGING IT ALL BACK HOME” (1965).

El disco de transición acústico- eléctrica de Bob Dylan, un disco que fue malentendido por muchos de los fans de Bob. En la película “Don´t Look Back”, sobre la gira británica de Bob en 1965, unas fans le dicen que “no suena a él”, y que parece que está de cachondeo, a lo cual Dylan replica que él tiene que dar trabajo a sus amigos músicos, y que además también tiene derecho a pasárselo bien.

Grabado en 3 días a mitad de enero de 1965. Curiosamente sólo se emplearon para el disco tomas grabadas en los dos últimos días, el primero fue de “entrenamiento”.

[youtube id=”ycVcBJ4C6V0″ width=”630″ height=”350″]

7- - “PLEASE PLEASE ME” (1963).

Grabado en 13 horas en un estudio de grabación con 2 micrófonos. En ese tiempo los Beatles grabaron diez canciones, las cuatro restantes las habían grabado antes, y ya habían sido publicadas en single.

Como es sabido, The Beatles reservaron para el final “Twist & Shout”, ante el riesgo de que John Lennon, ante un excesivo esfuerzo, se pudiera quedar sin voz.

[youtube id=”rz6g8zTG-pc” width=”630″ height=”350″]