El primer sencillo que vendió un millón de copias en el Reino Unido, fue Harry Belafonte con este fenomenal villancico , que hoy es un día es un absoluta clásico. Han pasado sesenta años. El último gran éxito lo consiguieron Boney M.