ajay-z-pace-gallery (2)

Como lo oyen. El rapero hizo ayer una performance de seis largas horas en la galería de arte Pace de Manhattan.

Seis horas en las que lo único que sonó fue “Picasso Baby” repetido hasta la saciedad.

En realidad tiene una explicación: la performance citada en realidad es una excusa para grabar un vídeo para la canción contenida en su nuevo disco “Magna Carta Holy Grail”.

Los asistentes se lo pasaron verdaderamente en grande.

Ayudando a Jay-Z estaban la artista Marina Abramovic, el producto y director Judd Apatow y el actor Adam Driver.

Jay-Z se prepara en estos momentos para tener su primer Nº 1 en el Reino Unido con “Magna Carta Holy Grail” para lo cual va a desbancar en lo alto de las listas a Mumford & Sons.

Aquí tenemos a Jay-Z en plena actuación: