Hace 55 años , tal día como hoy, en diciembre de 1962, Bob Dylan grababa su canción que luego utilizaría como ariete en la ceremonia del Nobel.