111205-leonard_cohen-hallelujah

Alan Light es el mediocre periodista(se cargó la revista Vibe como director) que ha escrito el libro The Holy Broken (Leonard Cohen, Jeff Bucley and Unilikely Ascent of Hallelujah), dedicado a perpetuidad a la canción de Leonard Cohen.

Hallelujah es una canción metida con forceps en su album “Various Positions”, uno de sus peores álbumes  hasta el punto que Sony no quería sacarlo en 1984 y le hizo re- grabar algunas canciones.

Finalmente, Sony(CBS) no lo lanzó en Estados Unidos. Y su manager, la mujer que le ha robado, tuvo que publicarlo en Passaport Records.

Recuerdo que la canción aparecía aparecía en el vinilo, como la primera de la Cara B. Y nunca me gustó . Me pareció un tostón.

Docenas de versos extraídos de la biblia, entre Samsón y Dalila y el adulterio del Rey David. En fín, galimatías, galimatías que le gustó a Bob Dylan, otro de los grandes ladrones de letras de la biblia, que hizo una versión en directo, en los años que peor lo pasaba.

Ahora, Bono, otro captor de letras de la biblia, dice en el libro en cuestión  que es la canción perfecta que se ha escrito jamás en el mundo.

No será por su mediocre versión, recitando como si fuera un poema y esa voz ridícula en su falsete para cantar ‘Hallelujah'.

Pero tenía que haber la tragedia de un muerto para que esta canción se convirtiera incluso motivo para un libro.

Sinceramente, se lo pregunto a nuestros lectores: ¿'Hallelujah' sería lo mísmo si no llega a suicidarse o ahogarse Jeff Buckley en el Missisipi, después de haber hecho una versión de la puñetera canción?.

Hay que morirse, suicidarse, desparecer violentamente para que te tomen en serio. O ser asesinado.