Hoy se cumplen 50 años de la edición del increíble LP de debut de , uno de los álbumes más completos e inspirados no sólo de los años 60, sino de toda la historia del rock. Editado un 4 de enero de 1967, “The Doors” fue un trabajo personal, arriesgado y además de gran éxito comercial. Contenía la versión larga, sin editar, de “Light My Fire” (su primer nº 1), cortes potentes como “Break On Through” (arriba), “I Looked at You” y “Take It As It Comes”; reinterpretaciones de Kurt Weill y Bertolt Brecht (“Alabama Song”) y del bluesman Willie Dixon (“Back Door Man”) y el final oscuro y épico de “The End”, con sus casi 12 minutos de duración, en el que explotó su magnetismo personal y desplegó todos sus recursos como cantante. Un disco grabado en agosto de 1966, inspirado y revolucionario.