Hace 41 años el rey del rock pasó a mejor vida a causa de un ataque al corazón inducido por una sobredosis de barbitúricos y drogas. Encontraron su cuerpo sin vida en el cuarto de baño de Graceland, su casa de Memphis. Hoy recuperamos en Plásticos y Decibelios una canción de su tiempo de apogeo: “Don´t Be Cruel” de 1956. Una toma maravillosa del show de Ed Sullivan.