Gran canción que escribieron los Sutherland Bros. en 1972 y que la redondeó tres años más tarde, con su numero uno. han pasado 40 años.