L canción, previamente, se llamaba “A Bit of Myself”, pero al final se llamó “The Name of the game·, el sexto número uno de los imbatibles ABBA