Tal día como hoy, hace 35 años, con la gran producción de Nile Rodgers, Madonna alcanzaba el numero uno de las listas norteamericanas. Había nacido la estrella.