PSICODELIA: LOS DIEZ ALBUMES IMPRESCINDIBLES

Escucha The Beatles
en Amazon Music Unlimited (ad)

Diez maravillosos álbumes psicodélicos . Imprescindibles, todavía eternos. Sensacionales.

The 13th Floor Elevators: The Psychedelic Sounds Of The 13th Floor Elevators (1966)

En el contexto de la carrera del líder Roky Erickson, esto se clasifica como un álbum de rock’n’roll relativamente directo: la apertura ‘You’re Gonna Miss Me‘ es nada menos que un hito punk, jarra eléctrica y todo. Sin embargo, en cierto modo, este es el gran álbum psicodélico que deberían haber hecho los Rolling Stones. The Elevators trata de canciones de blues-rock en bruto con imágenes embriagadoras y, como siempre, el aullido de otro mundo de la voz de Erickson.

The Zombies: Odessey & Oracle (1968)

Los Zombies, estaban en el espíritu de la época en 1968, evolucionando desde sus orígenes de R&B y escribiendo uno de los himnos de paz y amor más perdurables, el único éxito de Odyssey & Oracle, ‘Time Of The Season’. Pero la mayoría de la gente tardó décadas en escuchar el resto del álbum y darse cuenta de lo maravillosamente inventivo que era todo. Magia psicodelia. No es ningún secreto que The Zombies eran absolutamente limpios en comparación con la mayoría de las bandas de los 60, pero este álbum fue visionario.

Tame Impala : Currents (2015)

‘Currents’ es el tercer álbum de estudio del proyecto musical australiano Tame Impala.  Al igual que los dos álbumes anteriores del grupo, Currents fue escrito, grabado, interpretado y producido por el miembro principal Kevin Parker. Cabe resaltar, que por primera vez, Kevin fue quien mezcló la música, también fue la primera vez que grabó todos los instrumentos por su cuenta; el álbum es una maravillosa representación de la psicodelia a través del tiempo.

Cream: Disraeli Gears (1967)

Cream era  en parte una banda psicodélica. Incluso cuando tomaban ácido, se trataba más de tocar blues e improvisar. Pero algunas de sus canciones se erigen como hitos psicológicos, y dos de ellas (‘Strange Brew’ y ‘Tales of Brave Ulysses’) abrieron cada lado del vinilo original de Disraeli Gears. Y no olvidemos la icónica portada del álbum .

The Rolling Stones: Their Satanic Majesties Request (1967)

El triunfo del único álbum de psicodelia pura  de los Rolling Stones, Their Satanic Majesties Request, fue maravilloso, a pesar de las críticas. Los Stones  podían abrazarlo todo: música india, rarezas de cintas de Pink Floyd, freakouts orquestados, y seguir sonando como los Stones. Llámalo una pieza de época, pero el single ‘She’s A Rainbow’ todavía está en sus listas de la mejores canciones hoy mismo.

 

Prince and The Revolution: Around The World In A Day (1985)

La vuelta al mundo en un día fue la secuela de Purple Rain que nadie vio venir, Prince expandió ampliamente tanto su plantilla musical como su conciencia, con la ayuda de Wendy y Lisa, quienes aparentemente le dieron su primer disco psicodélico. ‘Raspberry Beret’ introdujo a una nueva generación a la psicodelia de los sesenta, pero el álbum no fue todo sol y flores. ‘Condition Of The Heart’ podría ser la balada más hermosa de Prince, mientras que ‘Temptation’ ofrece un tenso encuentro con Dios.

Pink Floyd : «The piper at the gates of dawn»

Casi siempre, a lo largo de los tiempos, siempre fue mi álbum favorito de Pink Floyd. El primero y con la alegoría de un artista insospechadamente psicodelico, maravilloso como  Syd Barret. Se puede decir que con él nació la psicodelia en todos los grupos.

The Beatles: Sgt. Peppers (1967)

Revolucionario ,psicodélico, la llave de muchos estilos del pop y rock. La psicodelia de «Lucy…» , la extraña » A day in the life» y la sorprendente «For the Benefit…» . Todo es increíblemente sorprendente. Es muy difícil decir que «Revolver» es el mejor álbum de los Beatles, cuando vuelves a escuchar el «Sgt. Peppers«.

Love: Forever Changes (1967)

De los mejores álbumes psicodélicos de todos los tiempos.  No hay efectos de estudio, improvisaciones de forma libre y casi ni siquiera guitarras eléctricas. La influencia psicodélica provino completamente de la mente de Arthur Lee, cuyas letras siempre fueron de otro mundo y nunca fueron completamente posibles de precisar, y cuyas melodías fueron completamente inolvidables, con un extraño sentido psicodélico de la época. ‘You Set The Scene’ todavía se ubica como una de las grandes declaraciones existenciales del rock.

The Jimi Hendrix Experience: Electric Ladyland (1968)

Jimi Hendrix era psicodélico por su propia existencia. El increíble doble álbum «Electric Ladyland» es la pura esencia de la psicodelia. Los blues son épicos, los rockeros son  furiosos y los viajes secundarios (como la mayoría de Side Three en el vinilo original) conducen a un territorio inexplorado. En ‘Voodoo Child (Slight Return)‘, demuestra que las imágenes de las letras de blues siempre fueron psicodélicas para empezar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.