Escrito por Simon Climie, la actual mano derecha de Clapton, este tema  con George Michael y la increíble Aretha Franklin llegó al número uno de la lista inglesa, justo ahora 30 años.