Sting es un gran amante de Manhattan y esta es una de las más bellas canciones escritas sobre Nueva York.Era uno de los temas estrella de su mejor álbum, “Nothing like the sun” , que hoy cumple 30 años cuando alcanzó el numero uno.