Hace justo treinta años, Michael Jackson lograba otro número uno con este gran tema de su álbum “Bad