3 AÑOS SIN ALAN VEGA, REVOLUCIONARIO DEL ROCK & ROLL

Se cumplen tres años de la muerte de Alan Vega, mitad del influyente dúo electro punk Suicide y una de las personalidades que intentaron insuflarle nueva vida al rock an roll clásico, revolucionarlo con bases electrónicas.

Vega falleció en la noche del sábado al domingo, 16 de julio de 2016, mientras dormía. Tenía 78 años.

e766b29fa330857a31bc2c076b38adac

Martin Rev y Alan Vega, un teclista y un cantante solos ante el peligro. Aunque el peligro eran ellos, en música, letras, imagen y actitud provocadora. Querían devolver al rock and roll a su forma más básica y expresiva, rítmica y cortante. Y hacerlo en sus propios términos, manteniendo la esencia del género sin caer en pantomimas nostálgicas. Un suicidio del rock and roll en un intento de darle, tal vez, nueva vida.

Inicialmente, en los años 70, Suicide sólo grabaron dos LPs de estudio, dos álbumes que, sin embargo, han sido mucho más trascendentales en el devenir de la música que discografías enteras de muchos otros. Sobre todo el impactante punk electrónico de su debut de 1977, «Suicide», un disco crudo e hipnótico que ha marcado a muchos, incluso a alguien tan aparentemente lejano a su sonido como Bruce Springsteen (escúchese «Nebraska»).

En 1980 sacaron su segundo y brillante LP «Alan Vega · Martin Rev», producido por su admirador Rik Ocasek de los Cars, una tentativa más accesible para el oído medio, más «comercial». Un trabajo tan personal como el primero repleto de un «post glam» sudoroso, barato y pecaminoso.

Nacidos a principios de década, Suicide apenas habían tenido en Silver Apples un ligero anticipo, por ser ambos dúos y hacer uso de la electrónica, pero ni por esas. Suicide eran otra cosa, mucho más terrenal, de la calle, sus shows en directo de confrontación con el público legendarios, a la altura de Iggy & The Stooges, pura provocación.

Posteriormente Alan Vega, ya en solitario, lanzó unos cuantos buenos discos recuperando las guitarras sin renunciar a lo «tecnotrónico», pero era demasiado fuerte para el gran público, apenas tuvo éxito fuera del circuito underground. Alan Vega se convirtió en «músico de culto» y un poco en «músico de músicos».

Obten todas las actualizaciones en tiempo real directamente en tu móvil.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.