El lío del  gran tema de Toto, acaba con Weezer y el comediante Al Yankovic