La gran película de Louis Malle “Le souffle au cœur” unió en Cannes en mayo del 1971, a Malle, Yoko Ono, John Lennon y Jeanne Moreau. Hay tres muertos. Sólo queda la bruja Yoko.